Solsticio de verano 2022

logo

MANIFESTO

Desde el principio de los tiempos, hemos mirado al universo en busca de señales que nos guíen a través de las transiciones de las estaciones y tiempo de plantación y cosecha. Prueba de esto son los muchos observatorios astronómicos tradicionales, como Stonehenge o cualquier otro yacimiento astroarquelogico tradicional. Estos ejemplos y el funcionamiento de otros observatorios contemporáneos fueron estudiados por el artista durante su proyecto de fin de carrera de arquitectura.

En el mundo contemporáneo, hay aún algo mágico y primitivo que nos hace mirar al cielo e intentar entender el movimiento de los cuerpos celestes y nuestra posición relativa a ellos. Los observatorios no solo nos dan un aspecto funcional y científico, sino que también exploran una dimensión espiritual. Hay un sentimiento innato del ser humano en la esperanza de un renacimiento del sol, cuando los días lentamente se vuelven más largos y las noches están marcadas por unos persistentes atardeceres.

Estos momentos y cambios de luz de estaciones han influido a los seres humanos emocionalmente y similarmente ha influido al artista para crear el presente performance y colección pictórica. 

Como si de un rito iniciático se tratara, este performance pretende inducir al artista en un estado mental de extremo agotamiento, explorando así un estado de consciencia ancestral, y despertar un instinto primitivo remanente de culturas arcaicas, presente en las saturnalias romanas o en el yule celta.

Palabras clave
Arte exposicion performance
2 colaboradores
0 comentarios

Equipo

Coordinadores:

Colaboradores:

Estado del proyecto
Activo
Valoración conjunta

Timeline